Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Parcialmente Nublado Parcialmente Nublado29 °C
General Lagos

El acusado de abusos en el Cottolengo de General Lagos suma una nueva imputación

Poseía videos porno con menores de edad y los exhibía a sus víctimas, tres discapacitados alojados en la institución de General Lagos.

Imagen de El acusado de abusos en el Cottolengo de General Lagos suma una nueva imputación

El laico consagrado Juan Enrique Aveiro, acusado de abusar sexualmente de tres internos discapacitados del Cottolengo Don Orione en la localidad de General Lagos, será imputado este viernes por un nuevo delito: tenencia y facilitamiento de material pornográfico. En la audiencia, además, la fiscal Nora Marull insistirá con el pedido de prisión preventiva efectiva, luego de que la semana pasada el juez de Cámara Javier Beltramone le otorgara el beneficio del arresto domiciliaria, a partir de la imputación de un nuevo delito. Al mismo tiempo, en las últimas horas se elevó el rechazo de vecinos de Roldán a que el Hermano Juan —tal como era conocido en la comunidad religiosa— sea alojado en una propiedad del Instituto Cristo Rey en esa ciudad.

Mañana, a las 9, en el Centro de Justicia Penal de Rosario, la fiscal Marull imputará a Aveiro el delito de tenencia y facilitamiento de material pornográfico en el que participan menores de edad. La nueva acusación se suma a los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual gravemente ultrajante, en ambos casos agravado por haber sido cometido por una persona encargada de la guarda de la víctima, y abuso sexual con acceso carnal. Los hechos tuvieron como víctimas a tres internos mayores de edad con distintos grados de retraso madurativo, alojados en la institución donde el acusado se desempeñaba como catequista.

El Hermano Juan es un laico consagrado, es decir que no es sacerdote pero tiene votos de castidad, pobreza y obediencia. Los tres hechos de abuso sexual se dieron en distintas oportunidades durante el período comprendido entre 2010 y 2018. Esos hechos fueron denunciados por las víctimas, primero en su entorno más cercano, y luego a las autoridades de la institución. El responsable del Cottolengo, el cura Aníbal Quevedo, y la coordinadora técnica formalizaron la denuncia ante el Area de Investigación en Violencia de Género, Sexual y Familiar de los Tribunales de Rosario en junio último.

La fiscal Marull indicó a LaCapital que la nueva imputación "surge a partir de pericias del teléfono de Juan Aveiro en donde se encontró una cantidad de videos pornográficos en los cuales se pueden observar personas menores de edad, lo cual se configura en el artículo 128 del Código Penal, por el cual ya es delito la tenencia de videos si estos incluyen a menores de edad". Se estima que estos videos han sido bajados de internet.

Pero además, le achacarán a Aveiro la divulgación de estos videos ya que así lo declaró una de las víctimas en su declaración en Cámara Gessel: "El me mandaba videos chanchos que me daban asco", dijo uno de los jóvenes discapacitados abusado, a la vez que en su testimonio describió su contenido. En el material pornográfico no sólo hay menores de edad, sino también discapacitados.

La fiscal Marull pedirá al juez Ramón Lanzón, que presidirá la audiencia, que ordene la prisión preventiva efectiva de Aveiro en base a esta nueva imputación. Es que la semana pasada, el juez de Cámara Javier Beltramone ordenó que Aveiro cumpla la prisión morigerada en la modalidad domiciliaria, ante lo cual el Ministerio Público de la Acusación exigió que se le pusiese una pulsera electrónica como condición de salida. De todas formas, esta resolución aún no se hizo efectiva y Aveiro sigue detenido en el penal de Piñero.

En Roldán no lo quieren

La defensa de Aveiro ofreció para el cumplimiento de la prisión domiciliaria una residencia del Instituto Cristo Rey en el barrio Cotos de la Alameda de la ciudad de Roldán. El Hermano Juan aún no llegó allí, pero enterados de esa posibilidad los habitantes de ese barrio comenzaron a juntar firmas —ya sumarían más de un centenar— en rechazo a la presencia en el vecindario de un acusado de delitos tan graves.

Los organizadores de la movida indicaron que la residencia propuesta está ubicada "a 50 metros de un centro de día", y recordaron que las víctimas de Aveiro son justamente discapacitados.

Al respecto, la fiscal Marull advirtió que la residencia que se propuso para que se aloje Aveiro consta de dos lotes, con una casa en cada uno que están separadas por una puerta. En uno de los inmuebles vive un grupo de sacerdotes,que es donde estaría el acusado, mientras que el otro es una casa de retiro espiritual con capacidad para 63 personas, la cual es facilitada a cambio de donaciones. "Las donaciones de las personas que van a hacer el retiro son quienes mantienen a esos cuatro o cinco curas que están ahí, así que también van a mantener a Aveiro", explicó Marull.

El posible arribo del Hermano Juan a Roldán también repercutió en el Concejo municipal que aprobó en su sesión del martes último una declaración de rechazo. Según publicó el portal elroldanense.com, a instancias de proyectos presentados por las agrupaciones políticas Libres del Sur y MuMaLá Roldán, los ediles dieron curso sobre tablas a una declaración que "repudia el cumplimento de condena con modalidad de prisión domiciliaria en una finca de esta localidad".

El cuerpo deliberativo también aprobó una minuta de comunicación dirigida al Departamento Ejecutivo para que sume su voz al rechazo, teniendo en cuenta los aberrantes hechos que son atribuidos al Hermano Juan.

Fuente: La Capital

Comentar