Seguinos en Facebook Twitter
Principalmente Nublado Principalmente Nublado23 °C
Tendencias

Mitos y verdades para prevenir y evitar la “resaca”

En estas fiestas el exceso de alcohol suele ser frecuente. Por eso te presentamos una guía útil para no padecer efectos colaterales en los festejos de año nuevo. Las bebidas que no generan resacas y las curaciones efectivas y aquellas que no tienen efecto.

Imagen de Mitos y verdades para prevenir y evitar la “resaca”
31/12/2012

Toda persona que le guste beber, sabe de las desagradables consecuencias que esto trae para el estómago y la cabeza el día siguiente a la noche de festejos.

Por eso es que si estás cansado de que te pase, pero no querés dejar de brindar y permitirte tus copas de más, te proponemos los siguientes consejos "anti-resaca".

Para prevenir:
1. No beber alcohol con el estómago vacío.
Este es el consejo más conocido del manual de cualquier bebedor. El no tener alimentos en el estómago a la hora de ingerir bebidas alcohólicas produce que los efectos de las mismas se intensifiquen, así como también sus consecuencias. Una buena comida para atenuar los frutos del alcohol son las pastas.

2. Agua!
No se trata de tomar agua antes o después de las bebidas alcohólicas, sino durante, de modo intercalado. Esta receta podría incluso hacer que los efectos etílicos nunca se presenten, lo cual puede resultar un consejo “antiayuda” para aquellos que estén buscando precisamente encontrarse con ellos.

3. Tomar bebidas blancas.
Si bien este dato no es muy sabido, la realidad es que las bebidas blancas, como el vodka, generan menores efectos de “resaca” que las oscuras, como el whiskry. De todas formas, más importante incluso que el que la bebida sea blanca u oscura, es que sea de calidad. Cuando se trata de una bebida de mayor clase, se reduce la cantidad de metanol contenida en la misma, sustancia que provoca los dolores de cabeza.

Por otro lado. Si no leíste a tiempo nuestra nota, y padecés los indeseados efectos del día siguiente por tus bebidas, te proponemos lo siguiente.

Para curar:
1. Jugo de tomate.
Lo que necesitás para curar tus dolores de cabeza y estómago es limpiar tu cuerpo, y eliminar los residuos que quedan de la noche anterior. Para eso, lo más importante es la hidratación. Un jugo de tomate es una gran alternativa, aunque si esto no va con tus gustos, siempre podés recurrir al agua.

2. Jugos naturales de fruta.
Otro de los valores desestabilizados en tu cuerpo cuando ingerís alcohol son los de azúcar. Para ello una buena cura son los líquidos de fruta que te ayudaran a reequilibrarlos.

3. Descansar a oscuras.
Una habitación a oscuras para reposar te ayudará a recuperarte rápidamente del cansancio y del adormecimiento general del cuerpo que producen las bebidas etílicas.

Mitos desmentidos:
1. Cucharadita de aceite.
A pesar de lo que podían decir muchas abuelas, no hay cantidad de aceite que pueda ayudar a recuperarte de tu malestar de estómago, ya que éste no juega ningun papel en el proceso de absorción del alcohol.

2. Yogurt y lácteos.
Si bien estos productos son buenos para equilibrar la flora intestinal, no lograrán evitar que lo que bebiste anoche haga lo que tiene que hacer en tu cuerpo.

Por último, si consumiste alcohol la noche anterior, es recomendable que no hagas ejercicio, ni tomes aspirinas o vitamina B12.

Fuente: www.infonews.com

Comentar