Seguinos en Facebook Twitter
Muy Nublado Muy Nublado8 °C
Regionales

Familia solidaria quiere adoptar al nene que cuidaban

A pesar de que por normativa no pueden, un matrimonio de Villa Constitución solicitó a la Justicia que haga una excepción. Entienden que la provincia y los jueces tardaron mucho en definir la situación del bebé.

El dato. Peque estuvo 16 meses con Gustavo y Carina; quienes además pidieron la guarda de todos sus hermanos.

El dato. Peque estuvo 16 meses con Gustavo y Carina; quienes además pidieron la guarda de todos sus hermanos.

08/06/2018

Peque tenía 34 días cuando Gustavo y Carina Monduzzi lo recibieron en la casa de Villa Constitución donde lo cuidaron como su familia solidaria. Al año desde la Subsecretaría de Niñez de la provincia les informaron que el nene podía ser adoptado, pero no por ellos. Es que ninguna familia solidaria puede adoptar. Los que pueden hacerlo están dentro del Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga).

Igualmente los Monduzzi pidieron la guarda del nene porque la Justicia tardó mucho en definir la adopción y porque Peque ya se había encariñado con ellos. Sin importar el pedido, el juez Oscar Davini resolvió llevar a Peque a la casa de otra familia en Roldán que sí estaba anotada y dispuesta a cuidarlo junto a sus tres hermanos. Los Monduzzi apelaron la decisión y ahora Justicia deberá resolver. Piensan que tienen una chance a partir del reciente fallo que regresó a Kiki, un nene de tres años, a una familia solidaria. “Seguimos golpeando puertas. Confiamos en que la Cámara de Apelaciones nos escuche y otorgue el pedido de guarda que en primera instancia nos negó”, dijo Monduzzi a El Ciudadano.

En vilo

Desde hace dos meses que el matrimonio no sabe nada de Peque. A través de un perfil de Facebook llamado “Peque Te Escucho” juntaron más de 21 mil firmas para pedir que el nene regrese. También hablaron con diputadas y diputados que los acompañaron en el reclamo. “Todos los días tratamos de sumar acciones. Hay personas que se solidarizaron y esperan que Peque vuelva con nosotros. Él nos adoptó y no tiene la culpa de las interpretaciones de una ley fría que dejó de tener efecto cuando se demoraron los plazos. Confiamos en la Justicia y tratamos que escuchen la vocecita de Peque para que pueda volver con la familia que eligió”, agregó Monduzzi.

Jurisprudencia

A mediados de mayo la Cámara de Apelación de Santa Fe dio lugar a una apelación presentada por la Defensoría General y ordenó que Kiki, de tres años, volviera con Cristina Morla y Sergio Gigliotti. Lo habían cuidado por casi dos años como familia solidaria y en enero la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe sugirió a la Justicia que lo dieran a otra pareja solidaria de la localidad de San Carlos donde vivía un hermanito. El matrimonio pidió la adopción definitiva de los dos nenes y espera que la Justicia falle a su favor.

Para el matrimonio Monduzzi, el fallo de Kiki sentó un precedente y les da esperanza. “Le da un marco de legalidad a lo que estamos planteando. Hubo serios errores y silencios de parte de la Subsecretaría de Niñez frente a la situación y a la de otros chicos que no se conocen. No es un capricho de adultos. Nadie le podrá explicar a Peque que lo separaron de la familia que eligió porque el programa falló. Pedimos que tenga prioridad la familia solidaria cuando los plazos del programa se alarguen”, concluyó Monduzzi.

Fuente: Diario El Ciudadano

Noticias Relacionadas

Comentar