Seguinos en Facebook Twitter
Muy Nublado Muy Nublado18 °C
Regionales

Carolina Garrido, la nena rosarina que estaba retenida en Catamarca, fue restituida a su padre

La nena, de 10 años, había sido llevada a la localidad de Chumbicha por su madre sin el consentimiento de su progenitor. Hoy, la Justicia hizo lugar al pedido de Sandro Garrido.

Sandro Garrido y Carolina en una forto sobre el río. Una historia con final feliz.

Sandro Garrido y Carolina en una forto sobre el río. Una historia con final feliz.

30/09/2015

Carolina Garrido, la nena rosarina de quien no se tenían noticias desde hace más de 80 días, fue restituida por la Justicia rosarina a su padre, Sandro Garrido.

El papá de la nena la buscaba desde hacía varias semanas y la chiquita se encontraba en la ciudad catamarqueña de Chumbicha, adonde la había llevado su madre.

No fue fácil la búsqueda de la menor, ya que en aquella localidad catamarqueña se realizaron varios allanamientos sin resultados positvos. Finalmente, Sandro viajó la semana pasada a Catamarca acompañado de una comisión policial y logró dar con la nena.

En medio de acusaciones cruzadas, entre las familias del padre y de la madre, Sandro, uruguayo de 41 años que desde los 6 reside en Rosario, continúó siempre aferrado a la ilusión de recuperar a su hija. El tiene la guarda provisoria mientras se desarrolla el juicio de tenencia en Rosario y siempre peleó por recuperar lo que más ama. "Sé que está mal de salud. Yo tuve dos años y medio de lucha, haciendo de padre y madre, llevándola a psicopedagogos y a médicos. Por eso de acá no me voy sin ella. Si me tengo que quedar un año, me quedo lo que sea, pero me voy con la nena", exclamó en su momento a La Capital.

Esta mañana, el Tribunal de Familia Nº 7, ordenó la restitución de la pequeña a su papá, quien continuará ademas viendo a su mamá pese a expresar ante los jueces sus deseos de permanecer junto a su papá.

"La nena está bien, hoy fue restituida a mi hermano", confirmó Daniel Garrido.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar