Seguinos en Facebook Twitter
Domingo, 31 de Agosto de 2014
Regionales

Rosario: La segunda marcha por la explosión en Salta y Balcarce fue más numerosa, estridente y política

Foto: C. Mutti Lovera
07/09/2013 04:30

Se pidió caminar en silencio, pero casi cuatro cuadras de familiares y amigos de víctimas, damnificados y vecinos gritaron "justicia". Furioso pedido del padre de Santiago Laguia.

+ Cambiar tamaño
Compartir Facebook Twitter

Rosario.- "Basta de impunidad, esto no fue un accidente, fue un asesinato". El grito de Carlos Laguia, el padre de Santiago, una de las 21 víctimas fatales, sonó a furia. El reclamo se escuchó anoche en Mitre 621, en la puerta de Litoral Gas, el destino de la segunda marcha que familiares y amigos de víctimas, damnificados y vecinos realizaron tras la trágica explosión ocurrida hace justo un mes en Salta 2141. Esta vez fue aún más numerosa que la anterior; concentró casi cuatro cuadras de caminantes. Y de silencio no tuvo nada: si bien así se la convocó, la gente no paró de aplaudir y gritar por "justicia" y "memoria".

Tampoco fue "apolítica" como se pretendió. Los días tornaron más coléricas las denuncias y más exigentes los pedidos.

"Que se vayan todos", "que la presidenta (Cristina Kirchner) y la intendenta (Mónica Fein) vengan a encabezar la marcha", "esto fue por falta de control del Estado que le interesa más el Dakar y bulevar Oroño que los barrios", "queremos el mismo trato y privilegios que les da la presidenta a Hebe de Bonafini, a Estela de Carlotto y a la madre de Marita Verón" y "se vienen las elecciones: castiguemos en las urnas", fueron sólo algunas de las voces que se oyeron a puro pulmón.

Todo cerró con las fotos de los 21 fallecidos pegadas en las puertas de bronce de la empresa; con el grito de "presente" por parte de toda la marcha, tras nombrarlos y con la entonación del Himno Nacional.

El comienzo. La concentración había comenzado en Salta y Oroño y posiblemente la significación de esa esquina sumó más gente que en la marcha anterior, realizada a 16 días de la tragedia, desde el Monumento. Pero aun el lugar no evitó que la postal tuviera los más diversos matices. Por un lado, clima de luto: una gran bandera argentina donde se leía "Justicia Rosario. Basta de víctimas inocentes. Basta de corrupción". También flores, cartas y cintas negras en la rejas que clausuran la cuadra de la explosión; velas y las caras de los fallecidos en decenas de remeras y pancartas. Por otro lado, un supermercado que hace apenas un mes tuvo en su playa de estacionamiento una tienda de rescate y ahora estuvo en plena actividad. Y un bulevar donde la gente pasó corriendo y los bares se prepararon para el fin de semana, como siempre. Todos menos los de la esquina de la tragedia donde más allá de la actividad se vivía tristeza. "Hoy es un día bajón para nosotros. Aún no nos reponemos del todo", confesó Mariano Nardi, de uno de los bares.

Antes de iniciar la caminata los familiares dijeron algunas palabras por megáfono. Desde allí leyeron también los apoyos de algunos padres que perdieron a sus hijos en distintas circunstancias (como la madre de Belén Villaruel, de General Lagos, o el papá de Marisol Pereyra, de La Plata).

A sus voces se sumaron las notas de algunos familiares de víctimas de Cromañón, de la tragedia de Once y de la inundación de La Plata. Faltó hacer mención a la tragedia de la familia Aranda de Rafaela, que no pudo hacer llegar una nota, pero que también pide "justicia" tras perder a dos hijas en el parque Independencia, sólo cuatro días después del desastre de calle Salta.

Fuente: Diario La Capital

Comentar