Seguinos en Facebook Twitter
Parcialmente Nublado Parcialmente Nublado25 °C
Policiales

Habló la viuda de Mauro Garfagnoli

El sábado 10 de marzo falleció Mauro David Garfagnoli (38 años) de la localidad de Fighiera. El hecho ocurrió en el Barrio San Francisco de San Nicolás, El hombre recibió un disparo de la Oficial de la Policía, Brenda Gasparri (26) años. Ahora su viuda, Lorena Dinapoli, rompió el silencio al enterarse que la agente policial gozaba de arresto domicilio.

Imagen de Habló la viuda de Mauro Garfagnoli
19/03/2018

Lorena Dinapoli quiso brindar estas declaraciones, al ser testigo presencial de este homicidio ocurrido hace 8 días. Fue muy sincera durante la entrevista sobre los antecedentes de su marido, pero resaltando el camino de reinserción que apoyo con mucho ahínco. “Los hechos están bien a la luz… Fue un disparo por la espalda. Nunca hubo una señal de alto”, contó Lorena Dinapoli a FLASH24. Todo empezó con una interceptación policial en calle Baldrich, entre Rucci y Zárate. Por lo que se supo de la investigación, Mauro Garfagnoli no estaba armado.

“Íbamos con mi marido caminando, hablando de lo que teníamos pensado hacer, para no seguir como él estaba siguiendo… Fuimos a comprar pan porque no teníamos nada para comer. Fuimos los dos a comprar pan, dos mate cocido, dos cigarrillos sueltos y llevaba su encendedor… Pasamos por una casa, encontró a la hermana para despedirse… Íbamos a saludar a la familia de él porque habíamos hablado los dos que no podía seguir así. Él era una persona que por más que estuvo muchos años preso, era un ser humano. Tuvo una vida muy difícil, nunca conoció la calle. Toda la vida estuvo preso. Su sueño era ser repostero”, contó.

Recordemos que sobre Mauro Garfagnoli pesaba una captura activa –desde febrero pasado- por evasión de la Unidad Penal N° 11 de Baradero, gozando de un régimen abierto. En 2019 ya gozaría de su libertad plena.

“No tenía derecho a quitarle la vida así”

“Esta Policía no tenía derecho a quitarle la vida así como se la quitó. La Justicia está actuando de mala manera porque tiene que ser justa. Estos dos policías, cuando estamos por cruzar la calle, nos interceptaron con un patrullero. En decir, nos tiraron el patrullero encima. Y ella baja en todo momento con su arma en la mano. Yo me asusté y me tiré arriba de mi marido. Nunca dio una señal de alto, que es lo que tendría que hacer, notificar, pero nunca lo hizo. Mi marido me grita ‘vos estás loca, amor vos estás loca’. Y salió corriendo. En todo momento esta mujer Policía con su arma en la mano. Nunca dejó el arma. Nunca dijo ‘alto ahí’, ni nada por el estilo. Su compañero también hizo lo mismo, en el sentido que no le gustó la actuación de su compañera. Mi pregunta es ‘era necesario matarlo’”, sostuvo Lorena Dinapoli, repasando los hechos que terminaron con Mauro Garfagnoli herido de muerte tras escapar, recibiendo el disparo por la espalda –con un arma reglamentaria- en Baldrich al 1500.

“Quería despedir a la familia para entregarse”

“Estábamos hablando con mi marido que quería cumplir su sueño, que quería despedir a la familia para entregarse y cumplir con lo que le quedaba. Hay tantas cosas que le quiero decir a la gente, a toda la sociedad, de lo tanto que hablamos y decimos. Siempre se escucha por la televisión Policías corruptos, nunca hay Justicia para la Policía corrupta. Hay jueces corruptos, tampoco hay Justicia para esa gente. No tengo palabras para llamar a esta integrante de la Policía. Dios hará justicia. Creo en la Justicia divina que es Dios. Estoy dispuesta a dar la cara porque se lo que fue, lo que es y lo que dejó de ser mi marido. La gente que habla, habla por hablar porque no lo vivió. Nadie está libre de nada”, contó siempre muy pausadamente sobre el momento que le toca padecer.

Mauro Garfagnoli quería cambiar

Lorena Dinapoli se explayó durante casi una hora, contando toda su verdad y del empuje que buscó darle siempre a Mauro Garfagnoli para reinsertarlo en la sociedad. “Siempre fui con la frente en alto (causa por robo doblemente agravado), y aclaré las cosas como quiero aclarar ahora. Estoy hablando del cambio de Mauro Garfagnoli, porque en ningún momento portaba arma. Solamente llevaba un encendedor, dos pancitos, dos mate cocido y dos cigarrillos sueltos. En ningún momento tenía arma, ni en el tiempo que pasó conmigo. En todo momento hablábamos del proyecto, del sueño de él de ser repostero. Como puede ser que lo estén ensuciando de que él portaba arma, si todos estaban viendo que nosotros íbamos caminando, donde él saludaba a la gente, yendo conmigo de la mano, con una bolsita”, amplió.

“Jamás mató a nadie, jamás violó a nadie”

“Decía ‘voy a despedir a mi familia porque voy a empezar una nueva vida. Esta no es vida’. Mauro Garfagnoli jamás mató a nadie, jamás violó a nadie. No fue una persona de agredir a otra de los años que estuve a la par de él. Era una persona humilde, que ayudaba. Era una persona que si tenía que sacarse la comida de la boca para dárselo a otro, lo hacía. Ayudaba mucho... Los que no lo conocieron a él no pueden saber lo que fue en la vida. A pesar como todos le dicen delincuente, era una persona recta. Le hablaba mucho a la juventud, diciéndoles que una cárcel no era una rehabilitación, para nada. No era un lugar muy bueno por todo lo que se vivía, por la corrupción que se vive dentro de una cárcel, como todos lados. No era bueno estar encerrado, de vivir día a día y ver todas las cosas que pasaban”, recordó.

“Mi marido nunca llevaba arma en la mano”

“Vuelvo a aclarar, que mi marido nunca llevaba arma en la mano. Esta Policía nos tiró el patrullero encima, no dieron una señal de alto, que era lo que tenían que hacer. Tienen que tener estudios para esto… Yo creo que un Policía tiene que saber que para interceptar a una persona e identificarla, tiene que dar la señal de alto, para ahí quedarse quieto o tirarse al piso. No fueron ninguna de las palabras que esta Policía o no sé cómo llamarla, ya que me criaron con mucho respeto. Sé que va a vivir con su conciencia para toda su vida”, relató.

“Va a llevar una muerte encima”

Lorena Dinapoli siguió cargando duramente la culpabilidad contra Brenda Gasparri. “Va a llevar una muerte encima porque ella no tenía el derecho de quitarle la vida porque en ningún momento Mauro agredió a ella ni a su compañero. Al contrario, Mauro me gritaba a mí ‘que no te maten a vos amor’. Que quede claro en las palabras que digo, que Mauro no llevaba arma en ningún momento. Si íbamos los dos de la mano caminando por la calle, a saludar a la familia. Iba con sus lágrimas en los ojos… Me decía ‘gracias por hacerme ver que hay que volver a empezar. Y quiero hacer una vida digna, tranquila. Quiero caminar tranquilo de la mano con vos. Quiero cumplir mi sueño de ser repostero (hacía tortas de cumpleaños, casamientos)’. Ibamos hablando de eso...”.

“La Justicia sabía del cambio de la familia”

“Ellos (por los reclusos) también tienen derecho a tener su oportunidad, que nunca se la dieron. Que se haga Justicia. Las veces que yo andaba con él, que tenía que operarse de la rodilla, el Servicio Penitenciario nos llevaba para hacerse las resonancias y me dejaban con él sola. Porque sabían lo que era Mauro. El tenía que operarse de la rodilla y no le dieron la oportunidad. La Justicia sabía del cambio de la familia y no le dieron la oportunidad. Nos estaban dañando psicológicamente a los dos. Una vuelta el Juez dijo ‘la libertad de su marido depende todo de Usted señora’. Y yo luché para su cambio, la luché, la luché. Y ellos seguían con sus trastornos, lo enloquecían. Es muy duro hablar, decir cosas, pero yo le hablo a toda esa gente que dice ‘un delincuente menos’. Y la Policía corrupta, cómo lo ven a eso. Qué le dirían ustedes a esa Policía corrupta... Qué le dirían ustedes a un Juez corrupto…”, lanzó Lorena Dinapoli.

“Mi marido era repostero, no un chorro menos…”

“Ni les dan la oportunidad (a los reclusos) de estar adentro de una fábrica. ¿Cómo les vamos a dar la oportunidad de ofrecerle trabajo si estuvieron presos? Error, gente. Cambien, cambien. Hay personas y personas. Tenemos gente y gente. Y él (por Mauro Garfagnoli) había cambiado. Mi marido era repostero, no un chorro menos como dicen. Quería salir a dar mi opinión, hacerles entender, tocar el corazón de cada uno. Hoy me toca a mí, mañana te puede tocar a vos o cualquiera de todos nosotros. Con la corrupción que tenemos en la calle nadie está libre de nada”, replicó.

“Una burla a su memoria y la mía…”

“Cómo tomé la noticia cuando leí por FLASH24 que le dieron el arresto domiciliario a esta mujer en tan poco tiempo, como lo voy a tomar… Lo tomé como una burla… Una burla a su memoria y la mía. Es una falta de respeto que una asesina esté gozando hoy con un beneficio en tan poquito tiempo porque no deja de ser asesina. No se la puede llamar ser humano, no tiene otro nombre. Ella tendría que estar pagando por lo que hizo. Y que vea en carne propia lo que se vive. Ella tendría que volver a la cárcel. Tiene que volver a estar detenida”. Recordemos que la defensa de Brenda Gasparri solicitó primero la excarcelación, pedido que fue denegado, aunque sí le dieron lugar al arresto domiciliario.

“Ella es una asesina…”

Lorena Dinapoli fue tajante. “No voy a parar hasta que ella cumpla con lo que tiene que cumplir porque mató a un ser humano, no mató a un perro. Tiene que pagar por lo que hizo. Yo no voy a parar por la memoria de él, por mi lucha. Que se haga Justicia. Se va a hacer Justicia. Ella tiene que estar adentro de una cárcel, no en su casa, bañadita, cambiadita, comiendo, como si nada hubiera pasado. Como estuvo Mauro... Ella es una asesina. A ella si hay que llamarla asesina… Si hoy hubiese matado a alguien, le hubieran dado 20 años de cárcel. Que la Justicia sea justa. Se que es difícil pelear contra la corrupción porque siempre peleé contra la corrupción”, repitió.

“Cada lágrima mía, la va a vivir ella en vida…”

“Cada lágrima mía que me está haciendo padecer esta Policía, lo va a vivir ella en vida. Ella en vida le hará pagar por lo que hizo. Así que, hoy estoy pidiendo Justicia, que se haga Justicia porque es una asesina. No porque lleve una ropa tiene el derecho de matar. Nadie tiene derecho de quitarle la vida a un ser humano. ¡Nadie! Entonces tiene que pagar por lo que hizo, no tiene que estar en su domicilio, sino en una cárcel. Y yo no voy a parar. Por más que me la pase llorando, por más que me estén atendiendo los psiquiatras, me estén medicando, me voy a levantar y seguir peleando. Y haré Justicia peleando contra todo. Hoy me tocó vivirlo con un ser querido mío”, contó entre lágrimas.

“Me arrebataste lo que más quería…”

Ya cerrando esta nota, donde en varios pasajes Lorena Dinapoli se quebró, pero respiró más fuerte y sacó respuestas. “Me arrebataste lo que más quería (dirigiéndose a Brenda Gasparri). Y yo te voy a hacer pagar por lo que hizo. No tenemos nada que aclarar, está todo aclarado. Yo iba a la par de él. No tengo nada que ocultar. Por eso doy la cara. No fueron así los hechos como todos hablan. Sean seres humanos como es uno. Y tengan un poco de dignidad si es que la tienen. Y no se olviden que en esta vida todo se paga y la Justicia la hace Dios”.

 

Fuente: Flash 24

Noticias Relacionadas

Comentar