Seguinos en Facebook Twitter
Soleado Soleado15 °C
Policiales

Un nene de 6 años murió al quedarle trabada la cabeza en la reja de una ventana

Un accidente doméstico derivó nuevamente en fatalidad. Jonas B., de 6 años, quedó atrapado ayer en una reja de una ventana, perdió el equilibrio y murió por asfixia.

El nene ingresó sin vida al centro de Salud Emilia Bertolé.

El nene ingresó sin vida al centro de Salud Emilia Bertolé.

06/01/2018

Un accidente doméstico derivó nuevamente en fatalidad. Jonas B., de 6 años, quedó atrapado ayer en una reja de una ventana, perdió el equilibrio y murió por asfixia.

La tragedia se produjo en la zona sudoeste y provocó conmoción entre los vecinos de Maitén al 3800, donde vivía el pequeño. En el caso intervino la fiscal de la Unidad de Homicidio Culposo, Mariana Prunotto.

Si bien el expediente se encuentra en la primera etapa de investigación, todo hace presumir que se trató de un infortunio fatal. Según los primeros indicios, el niño quiso salir por la ventana de la cocina utilizando un banquito para llegar a la misma, pasó en primer lugar el cuerpo pero al querer pasar la cabeza queda trabado. Al no tener apoyo, por no llegar al suelo en la zona donde tenía las piernas, habría fallecido por asfixia.

El hecho se produjo cerca de a las 10.30 en una vivienda de calle Maitén al 3800 (esquina Nahuel Huapi). Se trata de un sector de casas humildes situado en el suroeste, cercano al bulevar Avellaneda y a uno de los depósitos de la Empresa Provincial de la Energía.

Un patrullero llegó hasta el lugar en medio del estupor de familiares y vecinos, pero los uniformados nada pudieron hacer para salvar la vida del pequeño.

La víctima ingresó sin vida al centro de Salud Emilia Bertolé, ubicado en Francia 4435, con signos de compresión en la zona de cuello, lo que le habría ocasionado la asfixia.

De acuerdo a los primeros informes de Fiscalía, no presentaba lesiones en otras partes del cuerpo. Sólo algunas escoriaciones en la zona de la rodilla aparentemente producidas en el momento de la asfixia.

En el trágico episodio, tomó intervención la fiscal de la Unidad Homicidio Culposo Mariana Prunotto, quien ayer por la tarde intentaba tomarle declaración a familiares del menor para dilucidar la mecánica del hecho. Todo ello, en medio del dolor y el shock por lo sucedido.

La tragedia de los accidentes domésticos irrumpió en los primeros días del año por segunda ocasión.

El martes pasado, un niño de unos 18 meses falleció con signos de ahogamiento tras haberse introducido en una pileta de lona plástica. Ocurrió en la zona de Brasil al 2700, donde la criatura se encontraba al cuidado de unos familiares.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar