Seguinos en Facebook Twitter
Algo Nublado (noche) Algo Nublado (noche)12 °C
Policiales

Apresan a padre e hijo por un brutal crimen en Alvear

Les imputan el homicidio de Domingo Gómez, ocurrido el sábado 4 de noviembre en una emboscada en la entrada a la planta de Cargill

Padre e hijo. José Luis y Julio V. tenían poderosas armas en su casa.

Padre e hijo. José Luis y Julio V. tenían poderosas armas en su casa.

12/11/2017

El sábado 4 de noviembre dos operarios de la planta que la aceitera Cargill tiene en Alvear volvían de compartir un asado en Arroyo Seco y viajaban en un Renault Sandero por la ruta provincial 21 junto a las dos pequeñas hijas de uno de ellos. Habían pasado las 18 y estaban a unos 20 metros del cruce con calle Rubini, en el acceso a la mencionada población, cuando una camioneta gris con dos ocupantes los interceptó y desde el interior les dispararon a quemarropa. Diego Fermín "Puchi" F., de 34 años, recibió profundas heridas en el cuello y desde entonces está internado en grave estado; Ramón Domingo Gómez, fue alcanzado por varios proyectiles que le quitaron la vida en el acto; las dos hijas del primero, de 7 y 8 años, salieron milagrosamente ilesas. Desde entonces la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), a cargo del comisario Diego Sánchez, inició una pesquisa en silencio que ayer deparó en un allanamiento en Pueblo Esther y el arresto de dos hombres, padre e hijo, quienes quedaron acusados del terrible y trágico ataque. Según dijeron los voceros, el móvil de semejante hecho habría sido una venganza por una muerte anterior.

El atentado causó pánico en la familia de Diego "Puchi" F., que cuando recibió el jueves a La Capital en su casa de Villa Gobernador Gálvez dijo ignorar la causa de la brutal agresión ya que, como sostuvo la fiscal Marisol Fabbro, se descartaba el intento de robo. En el auto habían quedaron celulares y dinero.

Un crimen lejano

Por eso los investigadores comenzaron a indagar en la vida de las víctimas y en sus relaciones. Así arribaron al dato de que un familiar de los ahora imputados, Roberto "Patito" Velázquez, había sido asesinado en julio 2012. A esa muerte relacionaron entonces a Diego "Puchi" F., el hombre que resultó malherido hace una semana.

"Patito" Velázquez era un ex convicto de 32 años y lo último que escuchó cuando abrió la puerta de su casa de Villa Gobernador Gálvez fue: "Vos a mi no me vas a robar más". Luego fueron balazos. Al menos así lo relató su mujer, Liliana, cuando la prensa llegó al lugar. "Patito", quien al momento de ser atacado tenía a su hijo de un año y cinco meses en sus brazos, recibió tres balazos en el tórax. Otro proyectil perforó la mandíbula del bebé, quien fue asistido en el hospital Gamen.

El hombre apresado por matar a "Patito" fue identificado entonces como Rubén Héctor "Chino" F., de 41 años. Según fuentes de la Homicidios que lo fueron a buscar a su casa de Marcos Paz al 2400, a cinco cuadras de la vivienda de la víctima, no tenía antecedentes penales.

"El entorno del asesinado Gómez y del mismo «Puchi» fue abordado de distintas maneras en esta semana. Entrevistas y preguntas a familiares y amigos y un entramado del marco de relaciones. Hasta que se llegó a la hipótesis de una posible venganza. Tanto la familia de «Patito» como la de «Puchi» son de Villa Gobernador Gálvez y trascendió que tenían bronca desde hace rato por un robo", dijo uno de los pesquisas del caso. Así, en un rompecabezas sinuoso, la policía cercó a los detenidos ayer.

Un registro fílmico

Tomando registros en la ruta 21, donde se produjo la emboscada hace una semana, los investigadores obtuvieron datos de una cámara que está en el acceso a Cargill y allí "se ve una pickup gris desde donde salen los fogonazos mortales. Se aprecia que quien maneja la chata encierra el auto y el acompañante dispara".

Así, la semana pasó entre marchas y contramarchas hasta que por fin los uniformados dieron con los sospechosos. A las seis de la tarde del viernes agentes de la División Homicidios llegaron a Pueblo Esther y pasada la 1 allanaron la casa de Perón al 1500 donde los imputados se aguantaban. "Estaban seguros, sino se hubieran fugado a otro lado", comentó una fuente.

Una vez que los hombres de Homicidios entraron a la vivienda, José Luis V., de 45 años, y su hijo Julio V., de 23, no presentaron resistencia. En el lugar los policías secuestraron una pistola calibre 45 marca Bersa con cargador y cartuchos, otra pistola Bersa calibre 9 milímetros con cargadores y cartuchos de punta hueca, una caja de cartuchos calibre 45, otras dos cajas de cartuchos calibre 9 milímetros punta hueca, un handy, celulares y varios dispositivos de almacenamiento digital.

Pero lo mas importante fue una pickup Ford Ranger gris que en su momento mencionaron los testigos del ataque y se ve en el relevamiento fílmico. Asimismo, distintas versiones ubican a José Luis V. como un hombre cercano a un sindicato con poder dentro del ambiente aceitero.

La fiscal Marisol Fabbro, que estuvo presente en el operativo, dispuso la prisión preventiva de los imputados hasta que mañana se lleve a cabo la audiencia correspondiente y las cosas se aclaren un poco más.

Silencio familiar

Tras el ataque, tanto los familiares como los amigos de Diego "Puchi" F. se preguntaron por qué habían querido matarlo. El jueves su cuñada y otros parientes estaban en la puerta de su casa de Villa Gobernador Gálvez cuando La Capital llegó al lugar. No querían fotos ni hablar del tema. "Tenemos miedo de que nos pase algo. No sabemos por dónde viene ésto. Para mí que era por un problema con el otro chico (Ramón Domingo Gómez) y ni lo conocemos", aseguraron.

En ningún momento mencionaron una muerte anterior ni problemas con otra familia de la zona. "«Puchi» nunca tuvo líos con nadie, ni estaba amenazado. Además, si fuera así, no hubiera estado con las nenas que son el sol de su vida. Las peque, cómo les dice". No recordaron a "Patito" Velázquez.

Los dos muchachos, "Puchi" y Gómez, trabajaban en la estiba de Cargill en Alvear, en la zona de la maltería. "Hace cinco años que está ahí, es un buen trabajo y ganan bien", aseguró la familia del sobreviviente, aún con miedo por no saber si la cuenta está saldada.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

  • El camino de ingreso a Cargill en Alvear, lugar del ataque. Foto: Rosario3.com
    04/11/2017

    Alvear: Lo asesinan a balazos desde otro vehículo

    El hecho se registró este sábado. El hombre asesinado tenía 30 años y viajaba como acompañante. El conductor del automóvil se encuentra internado en estado reservado. Mientras que las dos menores de edad que también iban en el coche que resultaron ilesas.

Comentar