Seguinos en Facebook Twitter
Parcialmente Nublado Parcialmente Nublado15 °C
Tendencias

Subió el consumo de alcohol, pero cambió la forma de beber

Aumentó casi un 20% en la última década. La cerveza es la más elegida y el fernet y los aperitivos, los que más crecieron. El vino perdió terreno. La gente busca bebidas con menor graduación alcohólica, pero toma más.

Foto: Imagen Ilustrativa

Foto: Imagen Ilustrativa

28/02/2015

Puro, mezclado o diluido. En copa, en chopp, en vaso o de la botella. De la manera que sea, la costumbre de tomar alcohol sigue muy arraigada entre los argentinos. Pero el hábito, presente en 9 de cada 10 hogares, fue mutando en los últimos 10 años: hoy se bebe más, pero también se bebe diferente.

"Entre 2004 y 2013, el consumo de bebidas alcohólicas aumentó 20,5%. En 2014, la caída del poder adquisitivo golpeó. Pero aun considerando eso, en la última década se acumula una suba del 18,7%", dice un informe de abeceb.com.

El año pasado, revela la consultora, los argentinos tomaron 469 millones de litros más que una década antes. Se pasó de 66,6 a casi 71 litros anuales por persona. Un número importante, si se considera que acá el consumo per cápita de gaseosas es de 100 litros por año, uno de los mayores del mundo. Con lo cual, la gente toma 2 vasos de alcohol cada 3 de gaseosas.

Esta "década tomada" tuvo a la cerveza, que ya era la bebida líder, como gran ganadora. En cantidades, su consumo se disparó 39,4%: casi 9 litros anuales más por habitante, según abeceb.com. Mientras que el vino -su principal competidor, segundo en el ránking- se alejó al perder 10,6% de sus ventas. Ahora, cada argentino toma en promedio 44,5 litros anuales de cerveza, frente a sólo 23,7 de vino.

"Desde los 90 la cerveza se impuso como la bebida favorita. Al tener menos alcohol y proponer un disfrute más controlado, se volvió muy elegida para reuniones con amigos y familia. La gente también se fue sofisticando y las marcas acompañaron con una creciente oferta de especialidades. Todo eso permitió un fuerte crecimiento", analiza Juan Pablo Barrale, gerente de Asuntos Corporativos de CCU Argentina, la firma detrás de Schneider, Heineken y Budweiser.

Otra sorpresa la dio el fernet, que cuadruplicó su consumo desde 2004 y sigue en alza. Según Kantar Worldpanel, sólo desde 2012 sumó más de 420 mil hogares compradoras, creció 30% en litros y hoy ya lo consume un cuarto de la población. "Donde más crece ahora es en Buenos Aires y el Litoral. Cada vez más hogares lo beben, pero también sube la compra media por hogar, que ya está en casi 3 litros por año", explica Carolina Núñez, responsable de Desarrollo de Negocios de la consultora.

"Hace una década que el fernet mantiene un crecimiento permanente, primero en Córdoba y hacia casi todo el país. Ninguna otra bebida tuvo una expansión semejante", destaca Guillermo Padilla, presidente de la Federación de la Industria Licorista Argentina.

Remarcan en abeceb.com que también creció fuerte el consumo de aperitivos y vermouths, y de algunos destilados como el ron y vodka, cuya demanda se amplió más de 300% en la década. Aunque Padilla remarca que, en bebidas espirituosas, la comparación con 2004 no es de gran utilidad porque ese año, por la crisis económica anterior, el consumo estaba retraído.Unos 4,7 millones de hogares compraron aperitivos el año pasado, según Kantar Worldpanel. Y se volvieron más elegidos a la hora de salir. "El gran cambio de los últimos años fue el crecimiento de los aperitivos. Eso siguió una tendencia mundial a buscar bebidas con grados más bajos de alcohol y a integrarlas en una secuencia gastronómica más amplia", comenta Julián Díaz, fundador del bar 878 y cofundador de Florería Atlántico.

Según detalla, hoy los más pedidos son el Cynar y el Campari, seguidos por marcas como Aperol, Cinzano y Espiridina. "Además de esto, en coctelería, hoy lo que más demandan los clientes son clásicos como mojito, negroni, old fashioned, martini y gin tonic", agrega.¿Por qué se toma más que hace una década? Las causas, según expertos, van desde el crecimiento de la población y factores económicos, hasta meras modas y cambios de hábitos de la gente. Quien reemplazó vino por cerveza, por ejemplo, es muy probable que hoy esté tomando más que antes, en litros.

Y hay indicios de que el universo de bebedores también se amplió. Hace poco, el Ministerio de Salud reveló que el abuso de alcohol creció 113% entre adolescentes en 10 años. Según la Organización Mundial de la Salud, además, los argentinos son los mayores consumidores de alcohol de la región, sólo superados por los chilenos.

Para este año, por la crisis, los analistas esperan que el consumo se mantenga, o bien que baje.

Fuente: Clarín / SM

Noticias Relacionadas

Comentar