Seguinos en Facebook Twitter
Parcialmente Nublado Parcialmente Nublado11 °C
Salud

Cómo puede mejorar tu salud la dieta japonesa

Imagen de Cómo puede mejorar tu salud la dieta japonesa
21/11/2017

Comer despacio, muchas verduras, caldos, pescado, algas marinas, son algunas de las claves que llevaron a Japón a ostentar una de las expectativas de vida más altas del planeta, unos sorprendentes 83,84 años. Además de un impecable sistema de salud y su espiritualidad, los japoneses llegan a esa edad porque llevan adelante una de las dietas más saludables del mundo.


Es que para los japoneses el organismo es una máquina que necesita mantenimiento, y durante miles de años se dedicaron a refinar el arte de la gastronomía, para brindar la mayor cantidad de nutrientes en caldos y preparaciones sutiles como el sushi. Por otra parte, los nipones no utilizaban productos lácteos ya que no contaban con vacas, por lo que se nutrieron de proteínas de origen vegetal como la soja y otros cereales.


El maridaje de algunos productos de mar con el té verde, es una de las notas fuertes de esta gastronomía, que parece incompatible con los gustos de nuestro país. Pero en términos reales, la comida japonesa está cobrando cada vez más fuerza en Argentinade la mano del abanderado conocido como el sushi, pero también con las sopas de miso y otros platos exquisitos como los vegetales tempura.


Existen muchas recetas que pueden prepararse en casa con un grado de dificultad intermedia. Pero para probar la verdadera comida japonesa es mejor ir a un restaurante local o pedir de uno de los tantos restaurantes japoneses listados en sitios como PedidosYa. Veamos cómo podemos beneficiarnos de la gastronomía oriental:


- Tofu: este “queso” de soja es una excelente forma de reemplazar las proteínas animales con insignificantes cantidades de grasas. Se lo puede agregar en salsas o a las pastas, así como comerlo grillado o salteado con algunas verduras.

- Algas marinas: muchos productos como el sushi y algunas sopas la incluyen como parte de la preparación, es que suma mucho yodo y algunas vitaminas esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. No aportan cantidades significativas de grasas, pero sí de proteínas y vitamina k, entre otros micronutrientes.

- Té verde: es una de las mejores fuentes de antioxidantes, que son compuestos vitales para combatir a los radicales libres (causa de muchos tipos comunes de cáncer). Utilizado como maridaje para mucho de los platos japoneses, esta infusión es una excelente fuente de energía y estimula al organismo a desprenderse de las grasas.

- Sin lácteos: es una dieta ideal para aquellos que sufran de intolerancia a la lactosa, ya que casi no existen platos que la contengan. Por otra parte, es una ventaja en términos de evitar las grasas que provienen de la mayoría de los quesos, así como los altos niveles de sodio en esos productos.

- Pescados: se lo incluye en el sushi, las sopas y muchas otras preparaciones, ya que es una excelente fuente de proteínas de origen animal, pero además aporta grandes cantidades de energía. Por otra parte, es una de las mejores fuentes del ácido graso Omega 3, conocido por su capacidad de combatir el hígado graso y ayudar al organismo a eliminar grasas, así como prevenir enfermedades cardiovasculares y neurológicas.

Fuente: Arroyo Diario

Noticias Relacionadas

Comentar