Seguinos en Facebook Twitter
Muy Nublado Muy Nublado18 °C
Salud

Así actúa la burundanga

Un experto toxicólogo explica cuáles son las reales consecuencias de la intoxicación con esta sustancia. ¿El simple roce puede llevar a la inconsciencia?

Imagen de Así actúa la burundanga
30/04/2016

Existen drogas a las que las rodea una especie de realismo mágico y que la sola idea de sus efectos genera conmoción social. La burundanga, o escopolamina por su nombre científico, es una de ellas.

Una serie de denuncias de "ataques" con esta sustancia -algo así como un desconocido que se acerca a una persona en un lugar público y la roza con un papel con la droga, o la hace oler su olor y la víctima queda en un estado de semi inconsciencia- sembraron alarma entre los ciudadanos.

En los últimos días, una psicóloga denunció haber sido intoxicada con burundanga en la línea 60 de colectivo, tras lo cual permaneció dormida por 20 minutos y al despertar ya no tenía sus pertenencias.

El rumor más extendido sobre la burundanga es que en segundos adormece a las víctimas para dejarlas a merced de delincuentes. La Policía cuenta que esta droga es una sustancia altamente tóxica que afecta a la conducta de quien la consume y convierte a las personas atacadas, en su mayoría mujeres, en "zombis" dóciles.

Escopolamina es el nombre científico de la burundanga, la droga con la que también varias adolescentes salteñas denunciaron hace pocos días haber sido atacadas en el microcentro de esa ciudad norteña.

En el barrio porteño de Caballito, una joven de 25 años denunció que una mañana, su viaje al trabajo se vio interrumpido a la altura de Parque Centenario. "Se sube una chica y se dirige hacia los asientos del fondo. Cuando pasa al lado mío siento que me toca. Como si me hubiera empujado, con toda la mano en mi hombro derecho. Era un toque innecesario, el colectivo iba vacío", dijo a un canal de televisión tras el "ataque". Ese contacto le provocó, siempre según su testimonio, adormecimiento en el hombro, las manos y las piernas, sumado a palpitaciones y mareos.

De origen afrocubano y usos alucinógenos, la burundanga proviene de plantas de la especie datura, que contienen diferentes concentraciones de escopolamina y de hiosciamina en raíces, hojas y semillas.

Según explicó el médico toxicólogo Carlos Damin, jefe de toxicología del Hospital Fernández y profesor de la Universidad de Buenos Aires, en un informe publicado por Intramed.net, "la escoplamina se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates o bebidas como gaseosa, café y licores. Debido a su mecanismo de acción, su permanencia en el estómago puede ser prolongada".

Damin también detalló que se puede incorporar por vía inhalatoria a través de cigarrillos o por la piel con la aplicación de parches, en tiempos prolongados y determinadas condiciones de temperatura y humedad, y agregó: "El simple contacto con alguna presentación en forma líquida o en polvo no produce manifestación alguna por falta de absorción".

Sobre la posibilidad de que los ataques con esta droga se hayan convertido en un mito, más que en algo real, el toxicólogo aclaró a Infobae que la sustancia "existe, pero lo que no es real es la forma en que se difundió que actúa".

"Se trata de una planta, uno de cuyos principios activos es la escopolamina, que se usa en forma de gotas para tratamientos oculares", especificó el especialista, quien aclaró que otro uso medicinal que suele tener esta droga es en formato "de parches".

Damin aseguró que la burundanga "produce un cuadro sintomático que puede ser aprovechado por los delincuentes, pues causa mareos, presión en el cuello, más presión cardíaca, boca pastosa, sensación de ahogo, desorientación y, dependiendo de la dosis ingerida, puede generar alucinaciones". Pero aclaró que "su efecto sólo se da por el contacto en ciertas condiciones de humedad, no únicamente como consecuencia del roce".

"Tiene usos oftalmológicos y se presenta en polvo, gotas o ampollas, pero no existe sustancia que espolvoreada genere un efecto inmediato", agregó

Efectos tóxicos

Una intoxicación con burundanga produce sequedad de piel y mucosas, sed, dificultad para deglutir y hablar, pupilas dilatadas con reacción lenta a la luz y visión borrosa para objetos cercanos. La piel se enrojece por vasodilatación cutánea y disminución de la sudoración e hipertermia marcada. La frecuencia cardíaca aumenta, hay retención urinaria por espasmo del esfínter.

En dosis muy altas produce arritmias cardíacas, taquicardia severa, fibrilación, insuficiencia respiratoria, colapso vascular y muerte. En el sistema nervioso central "ocasiona un estado de pasividad completa de la persona con actitud de automatismo, recibe y ejecuta órdenes sin oposición, desapareciendo los actos inteligentes de la voluntad lo que se denomina 'sumisión química' y presenta amnesia anterógrada", destacó Damin.

En algunas personas puede causar desorientación, excitación psicomotriz, alucinaciones, delirio y agresividad. En dosis muy altas produce convulsiones, depresión severa y coma.

Fuente: SM / Infobae

Noticias Relacionadas

Comentar