Seguinos en Facebook Twitter
Parcialmente Nublado Parcialmente Nublado28 °C
Humor

Y empezaron las clases no más...

Foto: Imagen Ilustrativa

Foto: Imagen Ilustrativa

05/03/2016

Por Juan Pablo Broin

Mamá, papá… comenzaron las clases nomás. Y aunque promete ser con intervalos (paros) al menos durante las primeras semanas; este portal te da a continuación siete pautas que debés tener presente a la hora de meterte en el ritmo escolar de tu retoño, sin morir en el intento.

1) Lo que durante las vacaciones gastaste en la temporada de colonía y pileta de tu niño; de ahora en adelante lo vas a gastar en los manuales y libros que a los docentes les encanta pedir durante las primeras semanas (y te van a aclarar que no deben ser fotocopias ni usados y es uno por cada asignatura) ¡Y súmale el costo de la trafic de traslado!

2) Lo que te costó un repelente para proteger a tu hijo de dengue, zika y chikungunya; vas a invertirlo en los productos para quitar los piojos escolares que los mismos docentes te van a recordar mediante humilde notita que van a pegar en el cuaderno de tus chicos (el de forro rojo porque el azul es para otra cosa y el verde para otra).

3) No te olvides sacar la foto del primer día de clases de tu hijo y subirla a tu Facebook para ver si tiene maslikes que el púber de tu amiga. Aprovecha esa ocasión que el guardapolvo es bien blanco, la mochila todavía está sana y le andan sus rueditas, y la maestra no tiene las ojeras que le aparecerán a mitad de año.

4) Si disfrazaste a tu hija para el carnaval, guarda ese traje… el ciclo escolar promete tener decena de actos escolares donde también vas a gastar en el vestido de dama antigua, negra candombera o vendedor de velas. Ni hablar para la fiesta de familia!Andá pensando en el traje de StarWar, princesa encantada o Minion.

5) No te gastes identificando los útiles de tu hijo… de todas maneras ya en abril tendrá la mitad de lápices, el sacapuntas de su compañero y probablemente haya perdido la regla, la goma o la tijera, y tendrás que hacer tu visita a Caprichos casi una vez por semana.

6) Si no leíste nada en vacaciones, prepárate para ponerte al día con la lectura y los estudios a la par de tu hijo: vas a saber quién es Horario Quiroga, vas a repasar otra vez las tablas, te vas a volver loca tratando de que tu niño entienda la división de tres cifra y en mas de una vez te vas a preguntar “para qué le enseñan tal o cual tema si nunca lo va a usar en la vida”

7) No pongas mucho empeño en que tu hijo recuerde el nombre de su maestra… con los paros y plenarias docentes de por medio, se lo olvidará continuamente; y lo más probable es que además tenga más de tres docentes reemplazantes y practicantes durante el año.

En fin: mamá, papá… feliz ciclo escolar.

Noticias Relacionadas

Comentar