Seguinos en Facebook Twitter
Miercoles, 30 de Julio de 2014
Locales

El periódico En Positivo es propiedad familiar de Gres

Imagen de El periódico En Positivo es propiedad familiar de Gres
09/04/2013 21:09

La sospecha de que el órgano oficial de prensa del gobierno de Darío Gres, pertenecía a uno de los miembros de su gabinete, se terminó esta semana cuando pudo confirmarse que quien figura como propietaria del medio, es la señora Irene Lucas, esposa del intendente de Arroyo Seco y que el domicilio legal del periódico, coincide con el del hogar conyugal de 9 de julio 540 bis.

+ Cambiar tamaño
Compartir Facebook Twitter

La inesperada noticia se conoció en forma accidental, cuando por trámites ante el gobierno de Santa Fe, este medio tomó conocimiento de que En Positivo había iniciado un expediente para obtener propaganda oficial de la provincia interviniendo en su carácter de propietaria, la señora de Gres, quien habría presentado como única documentación, su inscripción como monotributista.

El periódico de aparición quincenal cuyo eslogan es “lo bueno también es noticia”, comenzó a circular el año pasado figurando como responsable del mismo, el Centro de Estudios Regionales (CER), liderado por Celina Martini, aunque a partir de 2013, aparece como responsable una empresa denominada DISAC Servicios de Comunicación y marketing, sin que se ofrezcan más datos en sus páginas sobre quién es el director de la publicación y dónde funciona la empresa.

A parecer, DISAC sería un nombre de fantasía cuyo registro no figura en ninguna repartición pública, aunque sí figuran los datos de la primera dama de la ciudad con la dirección de su domicilio, donde convive el matrimonio. La esposa del intendente presentó su inscripción en la Afip como monotributista en la categoría B en el rubro locación de servicios y también habría obtenido los permisos municipales para operar en el rubro.

Más allá de la utilidad que el periódico tiene en la difusión de los actos de gobierno y el intento de recuperación de una imagen positiva , el matrimonio Gres y su entorno habrían encontrado en la publicación una herramienta para perjudicar a los medios opositores y un negocio rentable, especialmente teniendo en cuenta los contactos que pueden manejar desde el gobierno con las grandes empresas y las presiones, que de hecho fueron denunciadas por muchos comerciantes, para publicar en el medio por compromiso.

Las caras visibles del “negocio” de Gres, hasta el momento fueron sus laderos Damián Andreoli y Cristian Acurso, quienes con prácticas poco ortodoxas, acercan cada vez más auspiciantes al medio, utilizando estrategias de venta en los pasillos de la Municipalidad.

Darío Gres y su entorno parecen haber dejado de lado la defensa de la ética periodística que hacían contra sus opositores y en ese tren se olvidaron que además de la ética periodística, están violando la ordenanza de ética pública, que prohíbe que los funcionarios públicos y sus familiares saquen ventajas económicas u obtengan beneficios valiéndose de sus cargos.

Fuente: Semanario La Posta Hoy. Edición Nº319. Sábado 06 de abril de 2013

Comentar