Seguinos en Facebook Twitter
Muy Nublado Muy Nublado12 °C
Editorial

Motos, inspectores y la viveza de siempre

Foto: Imagen Ilustrativa

Foto: Imagen Ilustrativa

28/01/2016

A vos que conducís una moto:

Es entendible que te joda el hecho de que te paren y mucho más cuando tenés que regresar caminando a tu casa. Tenés razón de quejarte de que mientras te paran a vos, a metros pasan otras decenas de motos sin papeles. Y es razonable que pienses que solo se usan los operativos para llenar las arcas municipales... Pero pará un poco, pensalo bien y después de leer esta nota, saca tus conclusiones.

Está bueno que gracias a tu esfuerzo y ahorros te hayas comprado esa motito. Prácticamente a nadie le gusta caminar. Por eso está copado que la quieras usar para pasear, trasladarte y lucirte delante de tus amigos; pero si haces un esfuerzo extra y otros ahorros, la pones al día con su documentación y listo.

El escaparte en contra mano cuando hay un operativo no te hará más vivo que otros. Y mucho menos si por querer escaparte terminas atropellando a alguien que no tiene porque soportar tu imprudencia.

El ser parte de un grupo de WhatsApp donde están los que tienen motos para pasarse la data de dónde están los operativos, tampoco te hará más vivo. Mejor usa ese medio para invitar a tus amigos a comer un asado sin tener que lamentarse que un integrante de ese grupo ya no está por haber hecho mal una destreza y haberse caído sin usar casco.

Eso sí, tenés toda la razón en solicitar que los operativos deben hacerse en un marco completo de respeto. No es necesaria la prepotencia ni la visibilidad de armas de fuego para solicitar una simple licencia de conducir. Y si bien es cierto que los inspectores y agentes hacen su trabajo, un operativo no tiene porque ser una cacería de brujas... El respeto es siempre mutuo.

Si ahorraste para comprarte una motito, ahorrá para comprarte el casco; porque incluso es más barato que tu rodado. De seguro que ante un siniestro, tus padres y amigos te lo agradecerán.

Hacé un esfuerzo y poné tu moto en reglas. Probablemente cuando vayas con toda la documentación ni siquiera te vayan a parar, pero lo bueno es que ante un incidente, las consecuencias legales serán menores. Y por sobre todo, vas a transitar tranquilo por donde quieras.

Y por último, tené presente que el cielo ya tiene sus estrellas... No sumes más. Cualquier imprudencia tiene su costo, sino pensá en los miles y miles que se creyeron vivos por sus hazañas que jamás pudieron contarlas en persona.

Fuente: Juan Pablo Broin

Comentar