Seguinos en Facebook Twitter
Muy Nublado Muy Nublado10 °C
Arroyo Deportivo

Brasil 2014: Alemania sacó adelante un duro partido ante Argelia y logró el pase a los cuartos en el alargue

André Schürrle y Mesut Özil marcaron los goles para el 2-1 de los europeos en la prórroga, luego del empate 0-0 en los 90 minutos. Descontó Djabou. Los dirigidos por Löw jugarán en la próxima fase ante Francia.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

30/06/2014

Alemania se metió entre los ocho mejores del Mundial de Brasil 2014 al vencer por 2-1 a Argelia en Porto Alegre. El equipo europeo no mostró su mejor faceta y recién logró doblegar a los africanos en el tiempo suplementario, luego del empate 0-0 en los 90 minutos reglamentarios.

Alemania controló el balón desde el inicio pero no logró encontrar la claridad necesaria para inquietar al fondo del conjunto africano. Ante este panorama, los argelinos comenzaron a animarse de contraataque y, sorprendentemente, fueron los que estuvieron más cerca de lograr la apertura del marcador.

A los ocho minutos, la defensa alemana se distrajo y Argelia tuvo su primer acercamiento con un movimiento de Slimani tras un despeje largo, que obligó al arquero Neuer a salir a presionarlo casi hasta la línea del lateral para que, finalmente, el jugador argelino mandase la pelota afuera.

Los europeos no lograban pisar fuerte en el área defendida por M'Bolhi y sufrían en los retrasos, con una defensa que quedaba desarmada y permitía los intentos argelinos. A los 13, Schweinsteiger sacó un remate desde afuera del área que encontró una buena respuesta por parte del arquero argelino. Los "Zorros del desierto" respondieron con gran jugada individual de Feghouli que, en lugar de mandar el centro atrás, prefirió rematar al arco de manera desviada.

Argelia seguía acorralando a los alemanes y casi dan el golpe a los 16, pero el gol de cabeza de Slimani quedó anulado por una posición adelantada bien sancionada por el juez de línea. Tan solo un minuto más tarde, Ghoulam llegó hasta el fondo por la izquierda y recibió la asistencia en el área. Remató cruzado, pero su intento salió desviado.

La mitad de la primera parte les trajo algo de alivio a los alemanes y les permitió respirar del asedio argelino. Los africanos mostraban una sólida faceta que le hacía frente al poderío de las figuras alemanas.

Mostefa volvió a inquietar a los 38, con un potente disparo de media distancia que se desvió en Boateng, confundió a Neuer y terminó afuera.

En los últimos cinco minutos Alemania recuperó la pelota y la iniciativa en ataque. De esa manera, pudo generar dos claras situaciones, aunque no logró vulnerar al arquero argelino. A cinco para el cierre, M'bolhi se lució con una doble tapada ante un remate de media distancia de Kroos y un intento de rebote de Goetze. Kroos volvió a intentar de lejos sobre el cierre de la etapa, pero su disparo se fue por arriba del travesaño.

Los dirigidos por Löw comenzaron la segunda parte concentrados, intentando dejar atrás la pálida imagen de la primera etapa. A los tres minutos, Mustafi conectó un cabezazo limpio en el área que encontró bien parado al arquero argelino. Poco después, los alemanes hicieron una buena combinación en la puerta de área y esta finalizó con un remate de Lahm que el arquero rozó y sacó al córner.

El complemento tuvo menos vértigo que el primero. Mientras la selección alemana intentaba hacerse dueña del encuentro, sin encontrar los caminos para inquietar al rival, Argelia trataba de sacar provecho de las oportunidades de contra que, en reiteradas ocasiones, obligaron al arquero Neuer a salir a cortar fuera del área ante los desarreglos defensivos.

Ante la impotencia alemana, Feghouli y Slimani probaron con remate al arco que no tuvieron buen fin. Pero el Gigante europeo se iba a despertar en los últimos quince minutos, para acorralar a los africanos.

A los 33, Müller se escapó por derecha, superó a su marcador y mandó el centro para el cabezazo limpio de Schweinsteiger, que se fue cerca del palo. Tan solo un minuto más tarde, el arquero M'Bolhi se lució con una gran tapada ante un cabezazo del jugador del Bayern Munich. Luego, la defensa salvó en la línea ante el intento del ingresado Schurrle en el rebote.

Müller volvió a contar con una inmejorable ocasión a diez minutos del final al bajar con gran calidad una pelota en el área, enganchar ante su marcador y sacar un zurdazo apenas ancho.

El último minuto dejó una nueva efectiva salida de Neuer, quien se vio obligado a actuar como líbero para cortar un ataque argelino, y un preciso cabezazo de Schweinsteiger, que se topó con la gran cobertura de M'Bolhi. Los arqueros terminaron cosechando todos los aplausos en los 90 minutos reglamentarios, que finalizaron sin diferencias en el marcador.

En los 90 minutos regulares no lograron sacarse diferencias, pero a Alemania le demandó tan solo un minuto en el tiempo suplementario para ponerse en ventaja. Thomas Müller mandó el centro por lo bajo desde la izquierda y André Schürrle apareció por el medio. Aunque la pelota le quedó un poco atrás, el delantero se las arregló para decretar el 1-0.

Los argelinos tuvieron su chance para igualar tras un córner y un mal rechazo de la defensa alemana, pero Mostafa mandó afuera su remate desde el área chica.

El segundo tiempo de la prórroga dejó en evidencia el cansancio físico de los futbolistas. Aun así, quedó tiempo para dos conquistas. A un minuto para el cierre, Mesut Özil amplió la diferencia y trajo tranquilidad a los alemanes.

En el minuto final, el ingresado Abdelmoumene Djabou marcó el descuento que no traería mayores cambios al encuentro. Los argelinos ya no tuvieron tiempo para revertir el marcador.

Alemania se metió entre los ocho mejores del Mundial de Brasil 2014 al vencer por 2-1 a Argelia en Porto Alegre. El equipo europeo no mostró su mejor faceta y recién logró doblegar a los africanos en el tiempo suplementario, luego del empate 0-0 en los 90 minutos reglamentarios.

Alemania controló el balón desde el inicio pero no logró encontrar la claridad necesaria para inquietar al fondo del conjunto africano. Ante este panorama, los argelinos comenzaron a animarse de contraataque y, sorprendentemente, fueron los que estuvieron más cerca de lograr la apertura del marcador.

A los ocho minutos, la defensa alemana se distrajo y Argelia tuvo su primer acercamiento con un movimiento de Slimani tras un despeje largo, que obligó al arquero Neuer a salir a presionarlo casi hasta la línea del lateral para que, finalmente, el jugador argelino mandase la pelota afuera.

Los europeos no lograban pisar fuerte en el área defendida por M'Bolhi y sufrían en los retrasos, con una defensa que quedaba desarmada y permitía los intentos argelinos. A los 13, Schweinsteiger sacó un remate desde afuera del área que encontró una buena respuesta por parte del arquero argelino. Los "Zorros del desierto" respondieron con gran jugada individual de Feghouli que, en lugar de mandar el centro atrás, prefirió rematar al arco de manera desviada.

Argelia seguía acorralando a los alemanes y casi dan el golpe a los 16, pero el gol de cabeza de Slimani quedó anulado por una posición adelantada bien sancionada por el juez de línea. Tan solo un minuto más tarde, Ghoulam llegó hasta el fondo por la izquierda y recibió la asistencia en el área. Remató cruzado, pero su intento salió desviado.

La mitad de la primera parte les trajo algo de alivio a los alemanes y les permitió respirar del asedio argelino. Los africanos mostraban una sólida faceta que le hacía frente al poderío de las figuras alemanas.

Mostefa volvió a inquietar a los 38, con un potente disparo de media distancia que se desvió en Boateng, confundió a Neuer y terminó afuera.

En los últimos cinco minutos Alemania recuperó la pelota y la iniciativa en ataque. De esa manera, pudo generar dos claras situaciones, aunque no logró vulnerar al arquero argelino. A cinco para el cierre, M'bolhi se lució con una doble tapada ante un remate de media distancia de Kroos y un intento de rebote de Goetze. Kroos volvió a intentar de lejos sobre el cierre de la etapa, pero su disparo se fue por arriba del travesaño.

Los dirigidos por Löw comenzaron la segunda parte concentrados, intentando dejar atrás la pálida imagen de la primera etapa. A los tres minutos, Mustafi conectó un cabezazo limpio en el área que encontró bien parado al arquero argelino. Poco después, los alemanes hicieron una buena combinación en la puerta de área y esta finalizó con un remate de Lahm que el arquero rozó y sacó al córner.

El complemento tuvo menos vértigo que el primero. Mientras la selección alemana intentaba hacerse dueña del encuentro, sin encontrar los caminos para inquietar al rival, Argelia trataba de sacar provecho de las oportunidades de contra que, en reiteradas ocasiones, obligaron al arquero Neuer a salir a cortar fuera del área ante los desarreglos defensivos.

Ante la impotencia alemana, Feghouli y Slimani probaron con remate al arco que no tuvieron buen fin. Pero el Gigante europeo se iba a despertar en los últimos quince minutos, para acorralar a los africanos.

A los 33, Müller se escapó por derecha, superó a su marcador y mandó el centro para el cabezazo limpio de Schweinsteiger, que se fue cerca del palo. Tan solo un minuto más tarde, el arquero M'Bolhi se lució con una gran tapada ante un cabezazo del jugador del Bayern Munich. Luego, la defensa salvó en la línea ante el intento del ingresado Schurrle en el rebote.

Müller volvió a contar con una inmejorable ocasión a diez minutos del final al bajar con gran calidad una pelota en el área, enganchar ante su marcador y sacar un zurdazo apenas ancho.

El último minuto dejó una nueva efectiva salida de Neuer, quien se vio obligado a actuar como líbero para cortar un ataque argelino, y un preciso cabezazo de Schweinsteiger, que se topó con la gran cobertura de M'Bolhi. Los arqueros terminaron cosechando todos los aplausos en los 90 minutos reglamentarios, que finalizaron sin diferencias en el marcador.

En los 90 minutos regulares no lograron sacarse diferencias, pero a Alemania le demandó tan solo un minuto en el tiempo suplementario para ponerse en ventaja. Thomas Müller mandó el centro por lo bajo desde la izquierda y André Schürrle apareció por el medio. Aunque la pelota le quedó un poco atrás, el delantero se las arregló para decretar el 1-0.

Los argelinos tuvieron su chance para igualar tras un córner y un mal rechazo de la defensa alemana, pero Mostafa mandó afuera su remate desde el área chica.

El segundo tiempo de la prórroga dejó en evidencia el cansancio físico de los futbolistas. Aun así, quedó tiempo para dos conquistas. A un minuto para el cierre, Mesut Özil amplió la diferencia y trajo tranquilidad a los alemanes.

En el minuto final, el ingresado Abdelmoumene Djabou marcó el descuento que no traería mayores cambios al encuentro. Los argelinos ya no tuvieron tiempo para revertir el marcador.

Alemania selló la victoria y la clasificación a los cuartos de final del Mundial. Los dirigidos por Löw se enfrentarán a Francia en la próxima ronda. Se verán las caras El próximo viernes a las 13 en el estadio Maracaná de Río de Janiero.

Fuente: Infobae

Noticias Relacionadas

Comentar